lunes, 10 de noviembre de 2014

3er día Santiago Fashion Week 2015

El último día de Santiago Fashion Week fue el sello de una jornada llena de sorpresas y buenas predicciones. La despedida de Rubén Campos sonaba en las conversaciones como un zumbido de panal, nadie parecía decir donde estaba con certeza pero se encontraba ahí. Con el Centro Cultural Palacio de la Moneda abierto de par en par, la semana de la moda santiaguina llegaba a su fin.

Desde la aparición de los alumnos de la Udla hasta el ramillete de rosas entregado por Manuel Figueroa al hoy retirado Rubén Campos, Santiago Fashion Week terminó por ser’ un evento memorable y sobre todo porque los anteriores habían sido un poco más que pusilánimes.

Drástica hasta en la última puntada, Valeria Salinas presentó su colección inspirada en las aves del sur. Con materiales nobles como el lino, el algodón y el cuero compone un paño cortado con precisión y puesto sobre el cuerpo como una coraza donde cada costura no se esconde y  como en las columnas de una iglesia, quedan a la vista dibujando una silueta sin sobresaltos. Emocional y matemática, la diseñadora crea un trabajo de calidad y atemporal.  

Maria Elena Villamil nos hace participes de un dialogo acerca de la construcción-deconstrucción de la ropa, sin la resolución del origami, la diseñadora crea volúmenes y abstracciones con una silueta puesta en la alta cintura y donde los pequeños detalles como unas mangas abiertas y sobrepuestas daban por terminada blusas de seda blanca. Un hilo conceptual llevado a cabo co una rigurosidad artística, la diseñadora recrea una historia más ligada a la escultura textil que al patronaje tradicional.

Ruben Campos salió a pasarela recibido por una ovación. El diseñador presentó una recopilación de su célebre modo de construir sus vestidos, cientos de piezas componen como una muralla siluetas exquisitas en brocados, cueros y sedas. Suntuoso, define un lujo olvidado, un lujo ochentero y  noventero y que encuentra su clientela siempre fiel. Junto a mí, un ejemplo de ello, una clienta que se despidió del sr. Campos diciendo  “… Nadie es como Rubén…”. Y le creemos, con su salida se ven en el ocaso el diseño que brotó en dictadura y que hoy por hoy parece más del pasado que del actual ejercicio de crear y dialogar de moda. Con ellos muere su marca y su sello… Cabe preguntarse si alguien tomará el control de ese proyecto y lo levará a cabo hasta convertirlo en una marca, sin embargo ese aire parece soplar en otras latitudes, la inmadura cultura no nos permite dilucidar originalidad, identidad y negocio en el mismo emprendimiento.


Llega a su fin Santiago Fashion Week cosechando una pequeña victoria, logran encaminarse hacia la visión de una industria contemporánea y con ideas globales. El diseño parece, como siempre, ir mas adelante cimentando el camino de cualquier evento. No es necesaria una modelo, no es necesario un dj, importa que la pasarela esté llena de ideas, trabajo y ambiciones que cumplir. 

sábado, 8 de noviembre de 2014

Santiago Fashion Week P/V 2014-2015

Del alicaído evento sólo queda el recuerdo. Hoy por hoy Santiago Fashion Week parece haber encontrado un norte respecto a la promoción, difusión y responsabilidad sobre el diseño local. No es menor, ostenta un titulo que a todos atañe y por lo mismo cernimos opinión sobre el mismo. Dicho de otro modo, hacer pública una acción creativa es entregarla al escrutinio plural. Albergados nuevamente en el CCPLM, SFW da inicio a lo que podríamos empezar a considerar una Semana de la Moda.

Los alumnos del instituto Inacap influenciados por el sportwear neoyorquino, los maestros japoneses y un aire contemporáneo fresco y saludable hicieron de la pasarela un espacio para mostrar que la nueva savia del diseño local tiene su cabeza puesta en el hacer global con un revival latinoamericano de concebir la moda como un producto de calidad. Calidad patente en, por ejemplo, la confección, pieza clave para hacerse de clientes estables que sean las piernas que sostengan el emprendimiento personal.




“No mas abuso” era la premisa con que la tienda-colectivo Porquetevistes abrió su pasarela y con un mix de sus más fértiles talentos, el Browns criollo siembra cátedra de una moda visceral. Un grito en pasarela con fuerza, vigente y haciendo de la moda un dialogo, una historia con trasfondo social, económico, cultural y a ratos tecnológico. Honesto, plural y global.






A de Antonio se re articula en sus básicos. Sofisticado, hace ropa para todos pero no para todos. Con una visual monacal del vestir y una arquitectura amplia, sencilla y dramática. A de Antonio es extravagante y es en su levedad donde se encuentran los cuestionamientos abiertos que construye a través de una estética depurada, actual y consecuente.





El segundo día, Daniela Bozza se presenta con una colección ambiciosa, en blanco y negro como un juego de positivos y negativos. Una prestancia con una idea conceptual centrada en la elegancia de una silueta con tensión en la cintura. De seguro Bozza traza sus ideas imprimiéndoles una actitud femenina, classy y “Lady Like” como reseñaba, a modo de resumen el tweet de una página local de moda. Con detalles en la confección de algunas piezas, Daniela Bozza entra a un calendario con una apuesta madura.




Hay que dividir aguas en cuanto al diseño y la moda, una es ambas pero el diseño no siempre es moda y posiblemente Matias Hernan acapara las dos. Nadie en la escena local está produciendo mas moda que MH y ayer quedó demostrado en un desfile cuyo eje era la recopilación del momento actual en que vivimos y traspasarlo a piezas arquitectónicamente armadas como bloques de información. Glorificación de logo MH, maxi texturas, estampados vintages y una esencia sexual-brutal hacen de la colección Corpus NN una mirada particular del diseño de indumentaria. Diversifica Hernan su propuesta en una línea de lentes de sol, conjuntos rearticulables, piezas combinables y una profunda convicción en una nueva silueta. Matias Hernan deja de ser el ganador de Proyect Runway, que hoy día parece ser presentado como si fuese un doctorado en CSM(Central Saint Martins) para transformarse en una marca de moda.







Actual, real y concreto,  el escenario chileno se reinventa y se pone en un podio particular. Avanza una industria peculiar y dispar pero donde cada trabajo imprime un sello cada vez mas identitario diverso y con personalidad. 

TEXTO: NICOLÁS CASTILLO @dinico_
FOTOS: RENE DE LA CRUZ  @renedelacruzcl

domingo, 26 de octubre de 2014

No Somos

Refrescante… por decirlo un modo amplio, fue la presentación en pasarela de las micro colecciones que los diseñadores de Porque te vistes presentaron en Teatro Italia el día sábado 18.

Tales micro colecciones eran un desprendido, un desglose de información de una colección amplia. Se presentaron estos resúmenes con el objetivo de encantar y comenzar una huya de dudas a partir del gran relato que conforman cada colección.

Un” maximalismo sport” estuvo presente en todas las líneas vistas. Maximalismo porque en ellas se contenía una suerte de depurada información que hacían presentes en retículas, estampados, sublimados, bordados. Todo hecho con muy buen oficio. Más es más y eso es suficiente para entender la jerga pictórica usada por Celestino en su blusa de escudo pixelado.



 Maximalista fue la arquitectura con que Piso 12 monto sus pequeñas piezas de tela, ensamblándolas para componer una silueta en vestidos breves y actuales con un referente decó en su visual.




 Un zoom a la arena, un zoom al mar del sur es el que mostró Daniela Hoehmann para Roberta en gratas blusas damasco cuyo sublimado eran deformes y orgánicas figuras hechas a partir del acercamiento al grano de tierra en alguna playa sureña.


 Maximalista fue la propuesta de Sebastián del Real que se desprende de su colección Hydrangea, contemporánea, atípica, romántica y profundamente personal acerca del relato de una planta que está presente en casi todo jardín chileno y por ende presente en ese relato perenne que conserva los hitos del recuerdo que cada uno guarda. 



Lloica, lo presentado por Valeria Salinas, era sin duda una muestra de esa conceptualización radical llevada a cabo con maestría, simpleza y un oficio que habla de la calidad con que fueron tratados materiales dispares como la seda, el cuero, la viscosa y el poliéster.




Lo sport pude sonar a un adjetivo calificativo de calle, de uso cotidiano, de simpleza y comodidad, sin embargo, hoy por hoy, hablar de sport es más una actitud frente al vestir y una actitud del diseñador frente a su obra. Hablar de sport nos conecta con esa satisfacción de la ropa que nos gusta sin pensar en la ocasión, sino en la oportunidad.


Como pequeñas muestras de colección de pre temporada, el desfile  “No somos”  abre la curiosidad acerca del relato general que cada diseñador expondrá. Con certeza decimos que será sorprendente la panorámica final.



Texto : Nico Castillo
Fotografias : René de la Cruz


EL DESFILE COMPLETO EN  https://www.facebook.com/media/set/?set=a.345913225588977.1073741872.162951550551813&type=1

martes, 9 de septiembre de 2014

Santiago D Moda. Día 3

La concurrencia para el tercer y último día de Santiago D Moda fue tan variada y tupida como los participantes de la pasarela. Sin embargo fue el brillo del hilo de seda que se llevó los aplausos más sinceros de todos.

Sin perseguir una moda puntual, Patricia Barrera impresionó por una colección de tal pureza que difícilmente podría ser olvidada tanto por la calidad de su manufactura así como el gusto por materiales nobles. Cueros en abrigos y chaquetas y telares y tejidos en hilos de seda para el resto de la colección.

Con más de 25 años en la producción de indumentaria, participación pasarela Cibeles y con showroom ubicado en Alonso de Córdova, la diseñadora Patricia Barrera hace trabajar a mas de 20 artesanas para crear una línea indisoluble entre diseño, fibras naturales y exclusividad. El trabajo artesanal es palpable en las terminaciones en deshilachados, teñidos y nudos que conforman una propuesta atemporal, llena de vida y sumamente exquisita.  

Abrió un vestido blanco perla, propio del destello del hilo de seda, con detalles en los hombros y el ruedo cuya fortaleza era hacernos entender la pureza con que es tratado el material, distintas opciones en su manejo y la destreza con que esas combinaciones se mezclan para dar por resultado una propuesta fresca, usable y visiblemente cómoda. Hubo acentos en ropa de día con personalidad vibrante y una silueta clásica. Cerró un vestido cobalto muy “BoHo” pero a la vez con la personalidad suficiente para no ser encasillado.


Vemos Missoni como referente global en el tejido pero sin darnos cuenta en como la producción local hace un aporte importante al uso de un entramado noble y capaz de seducir a un rango etario plural y de establecer un diálogo entre el material, su manufactura y una apuesta contemporánea.




Texto : Nico Castillo
Fotografias : René de la Cruz
+ info https://www.facebook.com/pages/circulomagcom/162951550551813





miércoles, 3 de septiembre de 2014

Santiago D Moda. Día 2

Parecía todo perdido en segundo día de Santiago D Moda realizado en la carpa exterior del Sheraton San Cristóbal y parecía perdido porque había tanta disparidad entre calidad y novedad que las ganas de querer seguir viendo el espectáculo se tornaba cada vez una experiencia poco alentadora.

Entre las lycras de Emma Shakty y los paños de lentejuela bajo telares anilinados de Goro estuvo la presentación de Ignacio Olivares cuya sencillez, poca pretensión y sensata manufactura se convirtió en un éxito digno de admirar.

Abrió con un conjunto de chaqueta y vestido, ambos de algodón donde se consagraba la buena costura sobre un paño que, cuando es tratado con liviandad, delata las imperfecciones en su corte y confección. Siguieron una serie de blusas, vestidos, chaqueta, todo muy sentador, sencillo…  Que es lo que una mujer trabajadora  quisiera lucir en su día día en el verano. Fresco, impecable y siempre “bien puesto”. Una apuesta arriesgada bajo las luces de una pasarela que siempre quisiera ver extravagancia y brillo y a veces, como ayer, se demostró lo contrario.


Una silueta casual y una paleta de colores apegados a los lavandas, blancos, celestes y turquesas la colección del sr. Olivares tuvo un brillo particular debido a la humildad con que un diseñador se entrega a su trabajo. Telas lisas y nobles, colores puros con algunos toques de refinada artesanía compuesto principalmente de cadenetas en hilo de algodón tejidas con crochet que, dicho sea de paso, el mismo diseñador produce, dio por resultado una exquisita muestra de artesanía local, pluralista y tremendamente beneficiosa para su clientela. 





Texto : Nicolás Castillo
 Fotos : René de la Cruz
Equipo Circulo Mag
+ info https://www.facebook.com/pages/circulomagcom/162951550551813




martes, 2 de septiembre de 2014

Santiago D Moda 2014

Con una magra e impuntual concurrencia, Santiago D Moda dio inicio a una tanda de tres días de colecciones de diseñadores tanto del retail nacional, internacionales presentes en el mercado local así como de diseñadores independientes.
Introducido por Renata Ruiz, quien en poco asertivas palabras definió los logros del diseñador como “… vistiendo a toda la farandula….” Como si esa acción fuese atrayente o siquiera generara alguna atención particular más que preconcebir vulgaridad a un trabajo hecho con esmero. Juan Failer presentó una colección de verano cuyo hilo conductor, en algunas piezas, fue el uso de cinta de raso para enaltecer una arquitectura a veces superflua en las piezas que demarcaban los limites corporales. Con paños bañados en lentejuelas para pantalones y tops, transparencias estampadas y pantalones de buen calce la colección divagó en una historia sin fondo pero con una lógica del verano radiante. Juan Failer era todo y era nada, una mujer que va del día a la noche con una apuesta segura, vista y sin un peso conceptual para admirar.

Comercial, ameno y ponible, la ropa de Failer inquieta lo suficiente para saber que será lo próximo o si es que quedará en el camino de aquellos creadores nacionales que se esfuman y trabajan en silencio con una clientela fiel





Texto : Nicolás Castillo

 Fotos : René de la Cruz
Equipo Circulo Mag

jueves, 21 de agosto de 2014

Latin Trends 2014

Vida y obra del ahora latinoamericano.

Comercialmente atractiva y decepcionante en lo conceptual, el Latin Trends de este año arroja sobre las marcas latinoamericanas una serie de conclusiones que, favorables para algunos, no deja de ser inquietante para el hacer de la moda que se genera en el territorio local.

El miércoles 20 de este mes y amparados por Parque Arauco, Latin Trends 2014 convocó a una selección de diseñadores latinoamericanos para mostrar sus colecciones primavera verano de 2014 – 2015.

Abrió el desfile  la marca argentina María Cher cuya propuesta está asociada al minimalismo estructural pero a la sobre exposición de estampados, sublimados, teñidos y bordados. Hicieron un magro y poco relevante resumen de una colección cuyo look book es un paseo por el alto verano argentino que suma tendencias globales a una marca con un reconocido sello local de carácter trasandino.  Consolidaron el bloque de estampados en una relajada silueta que hace reposar la ropa sobre el cuerpo y no al revés. Había de todo y todo apenas hilvanado por una idea de producto que se encaja en una colección vendible pero poco reconocible.



Karyn Coo introdujo una serie de textiles y texturas a una micro colección cuya silueta era a ratos  poco sentadora, con el talle alto en los pantalones y siempre poniendo énfasis en la cintura media, la diseñadora acompañó a algunos de sus looks con una masculina blusa blanca y que bueno… no hay nada nuevo en ella. Laboriosa, la sra. Coo diseñó lo que parecía una línea Crucero, relajada y en algunos momentos llamativa, como y citando a Matias Hernan, con un detalle constructivo valorable en el ultimo vestido, el cual pudo haber permeado de un modo u otro al resto de la línea Pre Verano.


Cecilia Hernández, la ecuatoriana radicada en Buenos Aires es la cabeza creativa de Talitha Ind, cuya colección mostrada en la BAFWeek contó con mucho más tiempo de desarrollo que la muestra coctelera con que la vimos acá. No pudimos ver el desarrollo conceptual de una colección inspirada en “…criaturas surreales intervenidas con técnicas lisérgicas…”. Abrió una chaqueta motoquera con maxi aplicaciones metálicas sobre una falta serpenteante, la que dio inicio a un desfile atiborrado en sublimados sobre gasas y tafetanes, volados y volúmenes asimétricos que a pesar de su aire digital conservaba un sesgo naturalista y fractal. Pequeño viaje en un san Pedro textil.


La línea de hombre de Magdalena Olazábal fue una singularidad ya que transitaba por una paleta de colores que divagaba entre el azul, celeste, cerúleo y gris y que manejaba texturas y cortes clásicos de modo usable y diverso. No exento de toques lúdicos el conjunto de chaleco de punto con bloques de colores y el maxi short era un look defendible y masculino cuya proeza está en cautivar al hombre chileno en el uso de prendas frescas y con personalidad. Lo presentado para mujeres había un aire severo… Respondiendo un sexo al otro, llevando al hombre a la forma femenina y la mujer a la hombría, habría que ver la colección completa para esbozar una idea del panorama que MO Store quiere mostrar.


La tucumana Sabrina Sastre presentó a través de Clara Rosa una colección prolífica en la técnica de sublimación sobre tela. Entre arriesgada y segura crea retículas y tramas visuales en blanco y negro cuyas formas divagan en el zoom naturalista generando achurados en el paño blanco. Sus duetos de texturas visuales daban por resultado dinamismo al trabajo de una diseñadora que, con seguridad, crecerá en el tiempo… y en la técnica.


La artesanal muestra de Viviana Uchitel proponía algunas de las más conocidas (y milenarias) técnicas de teñido. Una a una, las piezas se dibujan, cortan, cosen y tiñen para dar por resultado una imagen contemporánea y anacrónica del vestir con color. Organza en degradé en vestidos  ligeros cuyas formas ya vistas adquirían un aire renovado debido a los diferentes formatos en el que el tinte se aplica.


La Joya hizo del cobre no una aplicación sobrepuesta en la tela sino hizo del metal un paño en sí mismo, gran valor estético y conceptual ya que aportaba brillo y transparencia a una colección sin más miramientos que la intervención misma sobre estructuras clásicas de vestir. Algo vintage, algo actual… Algo. Los vestidos en “cuprum blocking” eran sin duda una bella hazaña junto con un abrigo de lo que parecía un lamé menos procesado pero que en alianza constituían una inversión visual con una proyección particular.




La post – deconstrucción es un sello de Urenko. Mostraron una colección cuya maxi silueta era un estupendo hilo conductor, con interminables paños, los diseños creados por Nicolás Bertolo y Anita Nava transitan siempre por un camino geométrico y diáfano al que suman el estampado digital sobre prendas que arquitectónicamente están hechas para provocar espacios entre el cuerpo y la indumentaria.



La sintética propuesta de la argentina Andrea Urquizu sitúa al dueto blanco y negro como hilo conductor de una colección cuya fortaleza es entregar líneas básicas al vestir femenino y masculino. Sin una gran innovación de por medio, Urquizu plantea prendas simples y ponibles.



Seductora y comprometida con una arquitectura imponente, Evangelina Bomparola sorprende con una línea clásica y elegante entre monocromos de colores que iban desde el amarillo canario en un conjunto de short entallado y blusa de gasa  hasta un fucsia potente en un vestido asimétrico en el que el paño de viscosa flotaba libre sobre una estructura a la medida.  Una propuesta ligada a lo atemporal y clásico, Bomparola hace el ejercicio de vestir a mujeres de todas las edades



La brasileña Lenny Niemeyer presenta una serie de pasadas basadas en la “super-comodidad”, sencilla y fresca y a la vez compleja y medida estampa sobre su paño textil  cuerpos florales difusos y llevados al microscopio, petalos y pistilos de orquídeas, crea una colección sumamente primaveral y exquisita.


Finaliza, Jorge Duque para Pineda Covalin quien se vale de seda estampada para crear vaporosos y suntuosos trajes… siempre en crucero, siempre en verano, la propuesta es potente y con personalidad. Para e hombre propone trajes de un solo cuerpo de estampado acompañados de camisa blanca o en conjunto azul cobalto que vibraba sobre una seda con tintes naranjas. Para las mujeres, Pineda Covalin ofrece clásicos mezclados con su sello característico.



La moda es un marca pasos del momento actual por el que cursa cada reducción territorial donde trabaja cada creador y era de esperar que eso se viera en el desfile. Por ejemplo, los diseñadores argentinos transitaron por el camino de la digitalización del estampado y se notó en cada trabajo visto y así también un peso algo lúgubre, desprovisto de color y riesgo.

Al final de la jornada Latin Trends ofrece una variada gama del trabajo en proceso del diseño latinoamericano. Pequeñas muestras del trabajo individual hace presagiar una curatoria centrada en lo comercial, vendible y listo-para-usar. Se le quita el discurso al diseñador para entregar una breve reseña de lo que es su trabajo… Lamentable si se piensa en el tiempo que cada uno toma para desarrollar su propuesta. 

Texto : Nicolás Castillo
 Fotos : René de la Cruz
Equipo Circulo Mag


para ver mas https://www.facebook.com/pages/circulomagcom/162951550551813